Espacios naturales

La comarca se encuentra enclavada entre la Sierra de los Filabres, considerada el principal pulmón verde de Almería por su gran masa forestal, las Estancias y la Sierra de Lúcar, todas con arroyos, pinares y bosques de carrascas. De ahí los bellos parajes naturales y rincones salvajes, en los que los riachuelos y las cascadas de agua son las grandes protagonistas, que se extienden por las distintas localidades de la comarca, reclamo para los turistas amantes de la naturaleza y del medio ambiente. En Olula del Río se puede realizar, por ejemplo, senderismo, acudiendo a la llamada Cerrá de Olula o al parque de montaña el Pinatar.

En Urrácal se encontrarán más cómodos aquellos visitantes que, aunque les gusta el medio ambiente, no están dispuestos a renunciar a las comodidades que ofrece el área recreativa de este pueblo. Otras poseen también Purchena, la de Silveria, Lúcar, la de Poveda, y Serón, las de la Jordana y Jorvila. Desde Somontín, mirador del Almanzora, el turista puede contemplar vistas espectaculares de la comarca y de sus pequeños pueblecitos, para más tarde acercarse a contemplar los parajes de Gevas, en Purchena, la Loma de la Junquera, en Suflí, o el cauce del río Boloyunta y el Barranco Balsica en el municipio de Sierro.

La loma de las Águilas, en Alcóntar, la Encina del Marchal del Abogado, considerada la más antigua y grande de la provincia de Almería y la Encina de la Loma, en Serón, las márgenes del río Tahalí, el pinar del Cerro Gordo, ambos en Líjar, o los Picos del Morrón, completan la amplia oferta de turismo natural que ofrece Almanzora.

 

0.D7A.gif

Compartir |
Tweet