Patrimonio

La comarca de Almanzora posee un rico legado cultural y arqueológico. Los primeros vestigios que se conservan se remontan a la Prehistoria, destacando importantes yacimientos como El Marchal, en Serón, necrópolis de la cultura megalítica, los restos argáricos de Olías o las Piedras Labrás de Chercos, que se remontan al II milenio a.C.

Éstas últimas poseen bastante similitud con la Piedra de la Herradura de Líjar y, ambos petroglifos, debieron ser usados como altar para el culto al aire libre. Los romanos también dejaron a esta comarca bellas muestras de su arquitectura, resaltando el acueducto de Albánchez, el Cerro del Cortijo de Carrillo, las villas de Onegas y los antiguos baños sobre los que, en la actualidad, se encuentra la Fuente termal de Cela. Los restos de los castillos y fortalezas musulmanas se extienden por todo el valle del Almanzora, en localidades como Bacares, Sierro, Olías o Cantoria. La Piedra Ver de Olula del Río conserva un núcleo primitivo musulmán y la Plaza de Sauro, en Somontín, acoge los restos de un cementerio de la época.

En arquitectura religiosa destacan dos monumentos declarados Histórico-Artísticos: la iglesia de San Ginés en Purchena y el Santuario de Nuestra Señora del Saliente, construcción barroca de Albox. Como peculiaridad de esta comarca son interesantes las muestras de construcciones señoriales y de palacios como la Casa del Fiscal de Purchena, el Palacio del Marqués de Almanzora, en la aldea de Almanzora, o la Casa del Marqués de la Romana, también en esta pedanía de la localidad almeriense de Cantoria. En el apartado de arqueología industrial destaca Serón, con obras como el Cargadero de los Canos, la Estación del Ferrocarril y Las Menas.

 

0.D72.gif

Compartir |
Tweet