Ruta: Aguadulce a Punta Entina - Sabinar

“Excelencia turística”, es la marca turística de calidad de Roquetas de Mar. En este itinerario se recorren desde grandes complejos turísticos como Aguadulce, Playa Serena o Roquetas de Mar hasta el Paraje y Reserva Natural Punta Entinas-Sabinar, entre Roquetas de Mar y El Ejido. Aunque cuenta con acceso por autovía desde la ciudad de Almería, para llegar a Aguadulce se recomienda la pintoresca carretera que transcurre por el litoral, entre las paredes montañosas de la Sierra de Gádor y el mar. Las pequeñas embarcaciones del Puerto Deportivo nos reciben a la entrada de este importante núcleo turístico, a tan sólo diez kilómetros de la capital. Cuentan los lugareños que el nombre de Aguadulce proviene de los manantiales de agua dulce que fluían antaño en las orillas del mar. Hoy, un mar siempre en calma baña su excelente playa. Contemplar los hermosos atardeceres acompañados por los susurros del Mediterráneo, es una experiencia que permanecerá grabada en la memoria. Pasear por el paseo marítimo, vivir el ambiente de las terrazas, discotecas y bares de copas durante las largas noches, degustar la gastronomía de la zona... El ocio y la diversión se dan cita en este pequeño paraíso de la costa almeriense. Su buen clima y la calidad y diversidad de los servicios turísticos hacen de Aguadulce el destino perfecto para disfrutar de unas buenas vacaciones en cualquier época del año. De antiguo pueblo de pescadores, Roquetas de Mar ha pasado a convertirse en emblema turístico de la provincia de Almería. Una apuesta por la calidad que marca la pauta de un nuevo modelo de desarrollo, combinando la oferta turística con el respeto al medio ambiente. Poblada desde tiempos de los fenicios, el actual emplazamiento de la ciudad se remonta a la época romana. Los musulmanes fortificaron su costa, como recuerdan la Torre de Cerrillos y la del Castillo de Santa Ana o Las Roquetas. Resistió a la invasión inglesa de 1705, antes de su independencia del municipio de Felix a finales del siglo XVIII. Visitas imprescindibles son el Castillo, la iglesia de Nuestra Señora del Rosario (s. XVIII) y el puerto pesquero. Pero ante todo el municipio de Roquetas de Mar es un destino vacacional que ofrece hoteles, golf, puerto deportivo, playa, naturaleza y múltiples posibilidades de ocio. En los complejos turísticos de Roquetas de Mar, con su extenso paseo marítimo, y Playa Serena, cuidada urbanización con un campo de golf junto al mar, encontrarán restaurantes, tiendas, centros de ocio, deportes náuticos, turismo activo...

Tanto para técnicos especialistas como para turistas puede resultar muy enriquecedora la visita a los invernaderos en los que se cultivan productos ecológicos, utilizando las más modernas técnicas y respetando el medio ambiente. Urbanizaciones a tan sólo un paso de espacios naturales de gran valor ecológico, como las Salinas de Cerrillos. Explotadas ya por los musulmanes de Al-Andalus, han sido declaradas Zona de Especial Interés para las Aves (ZEPA), por lo que revisten un gran atractivo ornitológico. Lindando con las Salinas se extiende el Paraje y Reserva Natural Punta Entinas- Sabinar, un ecosistema formado por dunas, playas y lagunas donde anida una rica avifauna. Con cerca de doscientas especies de aves catalogadas y una flora compuesta por sabinas y lentiscos, constituye uno de los mejores complejos dunares de la Península. Se recomienda ir provisto de prismáticos, para disfrutar de este espectáculo con que nos obsequia la naturaleza. Un ejemplo más de la riqueza natural de estas costas es el Arrecife Barrera de Posidonia, único en Andalucía, una franja litoral sin urbanizar en cuyos fondos marinos crecen valiosas praderas de posidonia oceánica. No es de extrañar que haya sido declarado Monumento Natural. Culmina así el recorrido por este rincón almeriense que siempre tiene algo nuevo que ofrecer, donde la historia, la naturaleza y la diversión se dan la mano para hacer de sus vacaciones algo inolvidable.

RutaDeAguadulceAPuntaEntina.gif

Compartir |
Tweet