Gastronomía

Los paseos por las calurosas calles y localidades de la provincia de Almería tienen, sobre todo a la hora de la comida, una merecida y refrescante sorpresa, fruto de la variada gastronomía que se ofrece al visitante. No en vano este enclave andaluz es una de las zonas más propicias para el típico tapeo, acompañado, eso ya a la elección de cada uno, o de una refrescante cerveza o de los recios vinos de la tierra. Las producciones vinícolas de mayor calidad se encuentran localizadas, sobre todo, en los pueblos de Laujar de Andarax, Ohanes, Fondón, Alboloduy y Berja.

Los paseos por las calurosas calles y localidades de la provincia de Almería tienen, sobre todo a la hora de la comida, una merecida y refrescante sorpresa, fruto de la variada gastronomía que se ofrece al visitante. No en vano este enclave andaluz es una de las zonas más propicias para el típico tapeo, acompañado, eso ya a la elección de cada uno, o de una refrescante cerveza o de los recios vinos de la tierra. Las producciones vinícolas de mayor calidad se encuentran localizadas, sobre todo, en los pueblos de Laujar de Andarax, Ohanes, Fondón, Alboloduy y Berja.

 

En la ciudad de Almería, los barrios de Pescadería, El Alquián y Cabo de Gata, entre otros, son los idóneos para saborear el pescado fresco, una dieta, aderezada con los excelentes aceites de Tabernas y La Alpujarra, que también comparten los pueblos de todo el litoral, aunque siempre en una sabrosa combinación con los productos de la huerta. Pero si el visitante lo que quiere es degustar la tradicional comida casera, en los pueblos del interior y de la costa encontrará todo tipo de tapas calientes cómo son las migas, las patatas a lo pobre y, como no, los embutidos y el lomo.Y para terminar una buena comida que mejor que una repostería de raíces moriscas.

Compartir |
Tweet